Make your own free website on Tripod.com
   
 

 


In Memoriam

Por Diego Barovero

 

El día de ayer, 29 de diciembre de 2005, falleció el Dr. Edelmiro Solari Yrigoyen, figura de singular y prolífica trayectoria en la vida política argentina, particularmente en las filas de la Unión Cívica Radical, como no podía ser de otro modo por su condición de portador de tan ilustre apellido.

El Dr. Solari Yrigoyen tuvo destacada actuación en la vida partidaria, siendo especialmente recordado su paso por la presidencia de la Honorable Convención de la Capital Federal - que se extendió durante el período de clausura de la actividad política en el llamado Proceso de Reorganización Nacional - y más recientemente, como presidente del Tribunal de
Conducta de la UCR porteña.

En lo personal, me correspondió el honor de presidir sesión de la Honorable Convención Metropolitana que en el año 2000 consagró presidente del Tribunal a Edelmiro Solari Yrigoyen, desarrollando al frente del órgano jurisdiccional una intensa y fructífera labor en un período singularmente traumático del radicalismo.

Dedicado a la investigación y difusión histórica, tuvo además un importante desempeño en el entonces Instituto Yrigoyeneano (hoy Instituto Nacional Yrigoyeneano, según Ley Nª 26.040) acompañando como Vicepresidente de su consejo directivo la etapa en que fuera presidido por el Escribano Eduardo Bautista Pondé.

En este triste momento para sus familiares directos, amigos, correligionarios y colegas que recordamos su insigne figura, podemos hallar consuelo en la certeza que Edelmiro Solari Yrigoyen fue digno exponente de una nobilísima estirpe, en la cual todos anhelamos identificarnos.

Dr. Diego A. Barovero

 


 

NECROLÓGICA DEL DIARIO 'LA NACIÓN'

Edelmiro Solari Yrigoyen falleció el miércoles pasado, en la ciudad de Buenos Aires. Con él se extinguió una vida dedicada al estudio, a la enseñanza, al ejercicio de su profesión de abogado y a otras actividades nobles tanto públicas como privadas.
Graduado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), durante gran parte de su vida se desempeñó en ella como docente de Derecho Constitucional, Historia de las Instituciones Argentinas, Historia Social e Historia Argentina.
Fue miembro de la Asociación Argentina de Ciencias Políticas y de la Interamerican Bank Association. Participó en congresos nacionales e internacionales de historia y fue miembro del tribunal examinador de los aspirantes a diplomáticos designado por la Cancillería.
Desde 1957 se desempeñó como apoderado de la ciudad de Buenos Aires. Un gobierno de facto lo excluyó en 1970 de la nómina de apoderados a la que fue reintegrado por decisión de la justicia civil, que en fallo firme dejó constancia de que fue dejado cesante en forma manifiestamente arbitraria y que las pruebas rendidas acreditaban su honorabilidad, ilustración, capacidad y dedicación profesional.
Se desempeñó como asesor de gabinete del ministro del Interior en el gobierno de Arturo Illia. Con el advenimiento de la democracia, en 1983, fue asesor del Intendente de Buenos Aires Julio César Saguier y luego fue designado por el presidente Alfonsín como director y presidente de la Administración General de Puertos.
Muy joven se incorporó a las filas de la UCR, partido en el que fue elegido vicepresidente del comité Capital, presidente de la convención metropolitana, presidente del tribunal de conducta del comité Capital y convencional nacional.
Edelmiro Solari Yrigoyen siguió en su destacada militancia política la senda abierta por sus antepasados Leandro N. Alem, Hipólito Yrigoyen y Martín Yrigoyen, de los que era sobrino bisnieto, sobrino nieto y nieto, respectivamente.
En su actividad privada fundó una sociedad agropecuaria en el partido de Rauch, provincia de Buenos Aires, que presidió hasta el final de su vida.
Familiares, amigos y dirigentes partidarios despidieron sus restos, que fueron inhumados en el cementerio de la Recoleta.

2 de Enero de 2006. LA NACIÓN.